MEDICINA INTERNA



Es una especialidad de larga tradición que se dedica a la atención integral del enfermo adulto.

Los principales valores y capacidades del médico internista vienen dados por su visión integradora y su polivalencia.

En consecuencia, su campo de acción se centra en la atención al paciente en el que coexisten varias enfermedades y, por tanto, presenta una gran diversidad de síntomas. Por todo ello, el internista se va a ocupar especialmente de aquellos pacientes con diagnóstico difícil, así como de la atención de todas las enfermedades más habituales del adulto en el ámbito hospitalario.

EL INTERNISTA



Es el médico que guía al enfermo en su compleja trayectoria por el sistema sanitario hospitalario actual, dirigiendo el protocolo de actuación frente a la enfermedad.

Del internista depende la atención a los pacientes con los procesos médicos más habituales en el hospital. Es el experto a quien recurren los médicos de atención primaria y el resto de los especialistas para la atención de enfermos cuyo diagnóstico no es evidente o se trata de un problema complejo.

Es el especialista hospitalario idóneo para atender a los pacientes crónicos con varias enfermedades, formando equipo con los profesionales de Atención Primaria.

Últimas Noticias  

Equipo Humano